UNA DE ARGENTINOS Y FONENDOS

Esta semana he estado en especialidades, sitio donde atiendo a los pacientes de otorrino, maxilofacial, oftalmo, cirugía "y lo que surja". Y el martes me tocó rotar con el terror de las nenas, el George cloney del hospital... El maxilofacial argentino. Estoy por hablar con supervisión para que pongan esta canción de fondo cada vez que aparezca por planta.
Viene una paciente con hemorragia nasal abundante que no para...


- Ché, Limón. Hacerme el favor de acercarme las gasas y el suero.
Le acerco lo que me ha pedido y empiezo a limpiarle la cara a la tía ya que parece la niña del exorcista recién levantada.
- Gracias, ahora mirarle los valores tensionales porque ha perdido mucha sangre.
Le miro la tensión a la chica mientras ella queda obnubilada, perplejica, ojiplatica, anonadada ante el doctor argentino que de vez en cuando se peina mientras me va delegando (el muy cabrón).
Al cabo de un rato y pos magreo de las fosas nasales deja de sangrar, así que el doctor me dice que le inyecte un voltaren intramuscular.
Le digo a la auxiliar que la acompañe a la sala de curas donde tengo todo mi material de tortura y a los 5 minutos llego...
- ah!, me vas a pinchar tú -me recibe la chica.
- No, vengo a leerte las cartas. Pues si - le digo mientras le enseño la aguja verde de unos 6 centímetros.
- Me pensaba que vendría ese chico tan majo - dice mientras me mira de arriba abajo.
- Esto te va a doler. Bájate un poco el pantalón.
Yo pincho "en banderilla" quiere decir que primero clavo la aguja y después conecto la jeringuilla con el fármaco, duele bastante menos.
Después de atender a tres pacientes más me llama la oftalmóloga, oftalmo para los amigos.
Es una chica bajita (bajita siempre me ha parecido un eufemismo de enana, pero voy a ser políticamente correcto) que mira por encima de las gafas. Es la típica persona que tiene cara de inteligencia.


- Dime doctora.
- Mírale la tensión con el fonendo.
En el hospital hay un tensiómetro eléctrico por cada esquina pero hay médicos que quieren las tensiones manuales.
Así que saco mi cutre-fonendo que me regalaron con un curso a distancia y le miro la tensión: 132-74 (tengo muy buena memoria con los números).


El fonendo aparte de para mirar tensiones se utiliza para muchas cosas más. En enfermería se utiliza generalmente para evaluar problemas respiratorios, poner sondas nasogástricas, tensiones y poco más... PERO LO UTILIZAMOS. Yo personalmente lo llevo en el bolsillo, me molesta en el cuello y a parte me confunden con el médico y como me pasee por la sala de espera con pinta de médico me linchan fijo.


Pues no he visto médico que no lleve el fonendo colgando del cuello, así coja una cervicalgia. Y diréis: claro porque son médicos.
Pero para que coño quiere una oftalmóloga el fonendo?? le va a auscultar el ojo?. Pues es igual, ella lo lleva cual collar de swarosky. He visto médicos que incluso lo llevan durmiendo en las guardias.
Y la historia de los fonendos no acaba aquí, no...
Mi fonendo es una mierda, si, pero me vale.
Los de los médicos ya están a otros niveles, los hay gravados con su número de colegiado, con las iniciales, con la especialidad, con dibujitos de la Hello Kitty e incluso algunos con bluetooth. 
Que te apetece pasar la frecuencia cardíaca al móvil y ponértela de tono de llamada?, pues te la pones.


Ese día acabé harto de pinchar paracetamoles, ibuprofenos y demás medicamentos para mitigar el dolor que han tenido que soportar. Y es que en la consulta del otorrino hay aparatos dignos de cualquier psicópata.





  • El resto de la semana estuve en urgencias de hematología y oncología. Por desgracia no hay nada que contar con sentido del humor, eso si, la parte psicológica, el apoyar al paciente y familiares en los últimos momentos de una enfermedad, el calmar el dolor de quien lo necesita, el poder humanizarse con el paciente... Es lo que en realidad define nuestra profesión. Las ganas de ayudar a los demás.



5 cosas que he aprendido:



  1. No dar por sentado que un paciente "es señor" sin mirar antes su sexo en la ficha.
  2. Hacer más la pelota a los supervisores (están cogiendo datos para las sustituciones de verano).
  3. "No pinches donde no debes, no pinches donde no debes, no pinches dond..."
  4. Cuando dejo medicación oral en un box comentar que se la tiene que tomar el paciente y no el acompañante. El otro día me vino un familiar preguntando si las pastillas se las tenía que tomar él o el enfermo... 0_o'.
  5. Hacer más la pelota a los... Ah! que ya lo he dicho...

PD: No me deja hacer ningún cambio en la plantilla por lo que he de cambiar el color del post una vez publicado y tampoco me deja quitar la columna en blanco de la derecha, así que me parece que pondré una foto de alguna chorrada para rellenar y et voula!...
Se aceptan sugerencias.

28 limones han dicho...:

la reina del mambo dijo...

Un doctor Argentino, buf, buf buuuuuuuuuufffffffffffff.
Que no te pase na y a los enfermos tampoco.
Seguro que te sabes el chite, pero por si no te lo cuento.
¿PORQUE SALEN LOS ARGENTINOS A VER UNA TORMENTA? PIENSAN QUE DIOS LES ESTÁ HACIENDO FOTOS?
Un BESO

Verónica dijo...

Haz muuucho la pelota, a ver si tienes suerte y te colocas hombre!! (y así nos sigues ilustrando... jajajaja).

Yo ahora también tengo de compañera de trabajo a una médico... sí, sí, el hijo de mi compi está estudiando 1º de medicina y por consiguiente lo está estudiando ella también... ¡¡qué tostón de sabelotodo!!

Alber dijo...

Que buen post, amigo!! Ha estado bien para empezar la mañana. La verdad es que un hospital debe ser como una casa de locos, y sobre todo por los acompañantes de los enfermos, que deberían ser sedados más a menudo, jaja. Lo de los argentinos es harina de otro costal, boludo. Tengo claro que si algún día tengo una empresa y necesito un comercial, ficharé a un argentino.

Amaranta dijo...

Jejejeje que bueno tenerte de vuelta, Limón. ¿Fonendo con BLUE TOOTH has dicho? IN-CRE-DI-BLE... Me gusta tu actitud tan humana hacia los pacientes. Ojalá que si alguna vez me tienen que pinchar me toque uno como tú. Besotes.

Amaranta dijo...

Por cierto, muy chulo, el nuevo traje :-)))

Amaranta dijo...

Por cierto, muy chulo, el nuevo traje :-)))

NEURIWOMAN dijo...

Que bien nos quedamos despues de leer lo que has hecho durante la semana y aprendemos contigo, como la compi de Veronica, vamos a salir sabiendo de aqui.

Fonendos mágicos, pastillas para el acompañante y esos valores morales que dan valor a tu profesión.

Un besito, guapeton.

Jota Mate dijo...

Limón, se nota cómo tu perfil personal (no me refiero a la napia) va invadiendo al hospital. Y en lo que escribes como vas creciendo en tu vocación.
Un abrazo y hasta el siguiente post.

Lo que diga el espantapájaros dijo...

No sé cómo pedirte esto... Por favor, hazle una foto al argentino! A ver, entiéndelo, tanto hablar de él que me has hecho que quiera conocerlo!

Me has dejado muerta. Hay distintas formas de poner la jeringuilla? Qué más formas hay. Yo creo que me acojono con todas. Siempre me ha llamado mucho la atención lo de poner inyecciones. Cómo sabes que las estás poniendo bien? Cómo sabes que no le estás metiendo la medicina por un tendón o por grasa o por yo qué sé dónde?? Ya, ya sé, para eso has estudiado.

No me puedo creer que haya fonendos con bluetooth. Alu-flipo. Ah, y yo pensaba que ese tipo de material lo ponía el hospital. Te lo tienes que llevar de casa?? Qué cutres.

Jajaja, qué bueno el acompañante!! No te descojonaste en su cara?? Brutal.

Ana dijo...

Los argentinos generalmente, sin que nadie se moleste, son unos tanguistas.

No sabía yo que los fonendos tuvieran tantos matices y aplicaciones, a partir de ahora me fijaré.

Un beso,

LA NOVIA dijo...

Jajajaja, me han hecho reir con los conceptos de los argentinos, así somos, CHE!!!!!!
Yo también quiero conocerlo, foto!! foto!! foto!! Mi compatriota sabe que le dedicas post?????

Besote

limón dijo...

Reina del mambo: Jajajaja, muy bueno el chiste. Cuando tenga más confianza con el "doctorsito" se lo cuento...

Verónica: Lo veo un poco complicado lo de meterme en un hospital público con los pocos puntos que tengo en bolsa, pero siempre me quedarán las residencias privadas...
Ufff, de sanidad todo el mundo entiende (hasta que la cagan).

Alber: Gracias Alber. Yo también, si cualquier día abro un negocio de cara al público llenaré la plantilla de argentinos...

Amaranta: Gracias Amaranta, pero antes de pincharte preferiría ir a tomar un café, ¿no? juas juas!!

Neuriwoman: De aquí salís, como mínimo, auxiliares ;)

Jota Mate: Jajaja, muy bueno!!

Espantapájaros: Le diré: oye... Perdona que tengo un blog en el que te pongo a caldo y me piden una foto tuya. (me parecé que no colará jajaja).
Para poner una intramuscular puedes pinchar primero la aguja y una vez está pinchada conectas la jeringuilla e inyectas el fármaco, otra manera es pinchar con la aguja y la jeringuilla ya conectados. La zona dónde se pincha normalmente es en los laterales, superiores del culos evitando pinchar nervios, venas y demás cosillas. Para pinchar en las venas la cosa se complica porque petan, se rompen, se salen, se colapsan, se refluyen...
En teoría tendría que a ver en el control pero digamos que desaparecen con bastante asiduidad.
Si me descojoné y me sigo descojonando...

Ana: Si Ana, hay de todos los gustos y colores ;).

Novia: Jajaja, todos los comentarios van con todo el cariño de el mundo...
Verdad chiiiiic@s?? juas juas.

Muaks

limón dijo...

ufff, que falta de ortografía.
"En teoría tendría que haber" y NO a ver.

un ratón dijo...

Hola Limón:
Me has dejado alucinada con que alguien te pregunte si las pastillas se las tiene que tomar el o el paciente.... que gente hay por el mundo!
Por cierto me gusta como has dejado tu blog.
besos

Dostospos dijo...

Limón,

Veo que no soy la única que ha pensado lo mismo, je,je,je. ¿Qué estaría pensando el acompañante cuándo te lo preguntó?

Bsss

Yuria dijo...

Lo más divertido es lo del Cloony, juajuajaua. Me has recordado que una vez actué así como esa chica, llamé a un profe de apoyo pero vino el que no interesaba y con todo el morro dije: no, que venga el otro,... qué insensibles somos.

Y muy bueno lo de no pinchar donde no, donde no, donde no se debe. Jaaaaaa. Sigue así, mi limoncito.

kittyfilm dijo...

Me gusta la imagen de tu blog.
Por alguna extraña razón tengo antojo de limones jejejeje...!!!

buen post. De veras con los acompañantes de los pacientes, lo bueno es que preguntó para quien era el medicamento y no llegó después todo enfermo y echando la culpa al enfermero.

Me alegra volver y poder leerte.
Ya lo extrañaba ;)


¡Saludos!
ATTE:
Kitty.

Neuriwoman dijo...

Vuelve Limón, vuelve. Que es mi cumple y tengo un premio-recuerdo para ti con un trocito de tarta.

Muask, me voy a hacer un zumo de limón. Uy, lo siento.

Lo que diga el espantapájaros dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Y1ug4z1l5eY

Yuria dijo...

¿DONDE Estás querido Limón? Te echos de menossssssssss, y los demás también.

La gata dijo...

Limoncello... Por dónde paras?? Yo he estado mes y medio sin actualizar, y ya pensaba que sería la única... Y ahora veo que tú llevas el mismo tiempo sin escribir. Estás bien??
Vuelve!!! Se te echa de menos!
Un beso. ;)

Jota Mate dijo...

También te echo de menos Limón. Imagino que en las fechas que estamos, se te acumula el trabajo y el estudio para terminar tu carrera, pero con un ¡¡Hola!! sería suficiente.
Un abrazo y ¡¡ánimo!! ¡¡¡que eso está chupao!!!

Amaranta dijo...

Limón, empiezo a estar preocupada. Dino algo, anda.

La gata dijo...

Eeeeeoooooooo!!!! Hay alguien??? Limón, dónde te metes? Todo bien?
Espero que sí... Por aquí empezamos a estar preocupados.
Dinos al menos que estás bien, y ya actualizarás quando puedas/quieras/te apetezca.
Se te echa de menos... que lo sepas!
Muak! ;)

Verónica dijo...

Me uno a la llamada ¿Dónde estás?, se te echa de menos por aquí.

Un beso, estés donde estés.

eva- escorts en madrid dijo...

Por lo que comentas de que el acompañante de una paciente se tomo la medicación, te cuento un caso que no es un chiste, es verídico y me lo contó mi abuelo. Son de un pueblo, da igual la provincia y hace ya algunos años, uno de su pueblo fué al médico y este le recetó una pomada para el codo, le dijo que tenia que untarsela todos los días y le hizo el gesto con la receta rozando el codo. Volvió a los días y el codo estaba peor y el médico le preguntó si se ponía la receta que le había dado, este señor dijo que si y le mostró como lo hacía, .... se frotaba el papel de la receta por el codo... no compró la pomada... no tengo palabras para seguir explicando.

Mar dijo...

Hola, Limón!

Espero que estés bien. Vuelve pronto!

Besos.

Anónimo dijo...

oZzy moved away some time ago, I miss his cock, and I'm always hungry for sex.
FUCK MY PUSSY!

my web page - hcg injections